A Obdulita le encantaba hacer labores. Se pasaba el día con un ganchillo o una aguja de coser o de tejer en la mano.

 

Siempre estaba haciendo algo: chaquetas para sus hijas o sus nietos, chaquetas para las hijas de sus amigas o los nietos de sus amigas, se arreglaba la ropa, cambiaba botones, inventaba adornos....

 

La afición de Obdulita por las labores la he heredado yo, su hija. Siempre tengo una labor entre manos, ya sea para mí o mis hijos o para los hijos de mis amigas.

 

Ahora he decidido "abrir" esta pequeña tienda online para ofrecéroslas a todas vosotras junto con algunos otros artículos que espero os gusten.